La verdad está ahí fuera

El otro día vi el capítulo piloto de Expediente X. Wei!, sí, la serie tiene casi veinte años, pero en su época la echaban muy tarde, y yo no tenía la costumbre de ver series. Bué, en realidad no tenía la costumbre de ver la tele. Esta serie la relaciono con Twin Peaks y Doctor en Alaska, como series “buena” que se salían de lo típico de la época, que supongo que serían la sitcom familiar o el drama laboral. Quizá fue un fenómeno como el actual, en que las productoras y las televisiones se arriesgan y dan lugar a productos de gran calidad.

Por aquel entonces, normalmente solo veía la tele mientras comía/cenaba, o en vacaciones, en el pueblo, por ejemplo, esas reposiciones que echaban por la mañana o por la noche. Así que series como Dr. en Alaska o ésta, Expediente X, las vi desordenadas y sin seguir la trama. Podías disfrutarlas así, pero al perder la continuidad había cosas que no apreciabas. Sobretodo en la última, en la que había una trama de conspiración que se iba aclarando u oscureciendo, pero si la veías desordenada solamente te centrabas en el bicho raro del capítulo y ya está. Hablando de bichos raros, tengo una cicatriz bastante grande y fea en el gemelo, con la forma de Groenlandia (más o menos, xD), por una quemadura. Las cicatrices de ese estilo se llaman queloides, pero en los primeros años de X-Files, para la gente del instituto la cicatriz era un hermano siamés o un simbionte extraterrestre. (Entonces era bastante más fea que ahora, y no es para nada como la de la foto que sale en la wikipedia si buscas “queloide”).

Dejando a un lado Dr. en Alaska (“Northern Exposure” en esquimal-aleutiano), que es y será siempre la p*lla, Expediente X no ha envejecido nada mal. Al principio te chocan esos ordenadores con sus procesadores de texto con letracas de colores (que ya eran viejos en la época), la ausencia de internet ni apenas teléfonos móviles y el pelazo y la ropa interior de Scully. Pero te chocan porque no eres consciente de que estás viendo una serie “antigua”. Así que, si no te has dado cuenta de que era antigua, es que es “atemporal”. Wao!

En el piloto ya se definen los personajes y su relación para el resto de la serie. Apa, condenados a ser un flipao/iluminao que al final siempre tiene razón, y una científica escéptica fanática ortodoxa que nunca reconocerá que “hay algo más”, unidos por una tensión sexual (no sé si) no resuelta. Mola verla en versión original porque la voz de Duchovny es muy diferente a la del Mulder hispano. Es español, lo veías tan repeinado y te creías todo lo que decía, pero en inglés tiene voz de colgado y piensas que es normal que la Scully, de buenas a primeras, no le haga caso.

Muestra gratuíta. La venedora de mistos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s