Día 9 de peregrinaje: Chavanay (Loire), 20 de junio de 2013

 

Chavanay es el primer pueblo de la Loire, justo después de cruzar el Ródano, enorme y tranquilo bajo un puente larguísimo. Es un pueblo pequeño y cuidado, lleno de callejones y casas antiguas, muy bonito. Según mi guía (en realidad dos fotocopias), debería haber hecho noche 6 kilómetros antes, al otro lado del río, en Clonas (Isère). Pero Clonas no era tan bonito así que simplemente visité la iglesia, eché una postal a la Poste y saludé dos veces (siempre me pierdo al salir de los pueblos) a un peregrino alemán que estaba tomando un café au lait.

El alemán en cuestión es Markus, el que ha tirado esta foto, muy profesional, rodilla en tierra. Ya lo había visto antes, tras cruzar la vía del TGV Paris-Valence. Yo estaba comiendo cualquier cosa, tirado en el suelo al lado del camino, como cada vez que sentía cansancio o hambre. El tío, andaba rápido y de una manera extraña, como cojeando. Encontrar peregrinos antes de le Puy es bastante poco corriente, así que sabía que nos volveríamos a ver.

Y, efectivamente, cuando llegué a Chavanay, allí estaba Markus, esperando delante de este cartel, rodeado de dos señores que intentaban hablar con él. Markus solamente sabía tres frases en francés “Bonjour”, “Bonne route” y “Café au lait”, y para poder dormir en el Gîte había que llamar por teléfono al hospitalero ciclista y pedirle que te diera el código para abrir la puerta y esperar a que viniera a cobrar. Que es lo que hice, después de hablar (babarder) en alemán y francés con la parroquia.

Los paisanos, después de burlarse un poco del alemán que no era capaz de llamar por teléfono (y ellos, ¿qué?) me preguntaron que a dónde iba. Pregunta obvia: à Saint-Jacques de Compostelle! Pero, ¿has visto lo que dice el cartel de allá? ¿No ves que te quedan 1631 kilómetros?

En ese momento no me parecieron tantos. Más adelante, estaría a punto de dar la vuelta. Y los 100 km y pico desde Lugo se me hicieron eternos. La distancia y el tiempo, al final, son relativos, y dependen de la paciencia del observador o caminante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s