Stuttgart – Día 5

Hoy es viernes y los sueños brillan más. Pero aquí estoy, sin nada que hacer más que seguir con mi catarsis particular de escribir lo irrelevante que es cada día como si fuera noticia de primera plana.

Hoy hemos tenido otra reunión de equipo para ver cómo va todo. Creo que los informáticos somos una especie aparte, lejos de nacionalidades y tradiciones. Una reunión significa que cada uno hable de algo que a lo mejor solo conoce él y un par de colegas, mientras los demás juegan con el móvil o miran con mucha atención cómo el orador mueve la boca. Los nuevos también explicamos qué estamos haciendo. Poca cosa.

Hoy quería aprovechar el día e ir a un sitio que se llama “Schloss Solitude”, que está a solo 10 km del trabajo. Un bonito paseo para un bonito día, pero en cuestión de segundos se puso a llover “a la Dominicana”, como si se fuera a acabar el mundo. Nunca había visto tan claramente (ni tantas veces) caer rayos sobre pararrayos, a pocos metros. Cuando parecía que amainaba, saí del trabajo para, al menos, dar una vuelta. Se pueden hacer excursiones muy guapas desde Österfeld.

Pero empezó a llover otra vez, así que volví al centro, a hacer mi compra diaria y descansar un rato. * Ha sido una semana agotadora. Mañana, si hace bueno, saldré a caminar. Hay pueblos bastante chulos a menos de 20 km. y con GPS incorporado es fácil ir a cualquier lado sin miedo.

Bueno, también fui a la biblioteca, un edificio enorme con forma de templo que he visto varias veces al otro lado de la carretera que divide Stuttgart centro de los barrios del norte y el este. Hoy he cruzado para ver qué hay allí. Desde el otro lado siempre he visto gente leyendo o bebiendo en tumbonas. Cuando llego a la entrada, escucho música chill-out y veo que están sirviendo copas. Algunos leen. Dentro, la biblioteca tiene toda la pinta de una sala de conciertos. Pregunto a la chica, que tiene toda la pinta de relaciones públicas de discoteca sí ESTO es una biblioteca. Euh, no. Aquí hoy habrá un concierto. Si quieres te busco la biblioteca en mi móvil, pero está a kilómetros de aquí. No, no cal, keine Sorge. La tía no tiene cobertura. ¿Solamente hay una biblioteca?

Pero, saliendo y caminando un poco, encuentro otra biblioteca, la Würtembergische Landesbibliothek, que tiene una exposición sobre el euro bastante ¿graciosa? y una sala llena de gente conectada a internet, pero parece que libros en préstamo no hay. Debe ser un archivo. Tampoco iba a coger ninguno prestado, solo quería saber qué hay que hacer para tener un carnet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s