Españoles por el mundo (II)

El otro post de “Españoles por el mundo” post lo escribí hace días. Al final me decidí y fui a una quedada del deutscher Stammtisch. O algo así. Según facebook íbamos a ser seis gatos, pero al final resultó que el facebook era una excusa. Son gente, alemanes e hispanohablantes, que llevan años (pero años!, algunos más de diez) juntándose para mezclar lenguas. Y la mayoría de gente que había en el bar eran alemanes. Estuvo ien, la gente era maja y ya sé qué puedo hacer un jueves por la tarde. Alguien me dijo que tenía que buscar a un alemán para hacer intercambio, pero por ahora prefiero ir a mi bola. No me faltan ocasiones para hablar alemán (muy mal todavía), pues mis jefes me hablan en este idioma y ya empiezo a tener más o menos tareas. Dar y pedir explicaciones y requerimientos en alemán, habladas y por escrito es un tormento, però ens en sortim. Ah, y al final sí que fui a la Volkhochschule, pero no a aprender rumano, sinó a unas clases de yoga. No es muy caro, ni muchos días y el horario me va bien. Quizá mi nivel sea muy alto para estos cursos y supongo que solamente irán yayas pero al menos aprenderé el nombre de las partes del cuerpo en alemán. Y con las yayas alemanas he tenido conversaciones muy bonitas.

El español por aquí tiene fama de idioma bonito. Hay muchas tiendas y marcas con nombres raroespañoles. Algunos causan risa y otros vergüenza ajena. Supongo que los italianos están acostumbrados a ver cómo se destroza su idioma, convirtiéndolo en algo folklórico, pero a mí todavía me choca bastante. En Alemania, al igual que en Francia, en los institutos los alumnos tienen que elegir una segunda lengua extranjera. Así que es normal encontrar a gente que ha estudiado español durante tres o cuatro años. La mayoría te dirá que no se acuerda de nada o que es incapaz de hablarlo, como tantos españoles con el inglés. Uno de mis ¿jefes? es uno de éstos. El viernes estuvo un buen rato conmigo, preocupado por si echo de menos hablar uno de mis idiomas. (En realidad tengo más ganas de hablar catalán que castellano). El pobre hombre me estaba recomendando restaurantes españoles del centro. Soy vegetariano, y vegano en prácticas desde hace una semana y restaurantes como “La guitarra” o “La hacienda de Pedro” no están hechos para los españoles, sinó para los alemanes que gustan de la comida étnica.

Anuncios

2 thoughts on “Españoles por el mundo (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s