Día 40 de peregrinaje: Domezain (Pyrinées Atlantiques), 21 de julio de 2013

Esto no es el camino: es la départamentale 11. Acabo de abandonar la vía de le Puy y a mis épicos compañeros de camino, David y Félix, que continuarán por el camino francés, como diós manda. Fue muy triste, decirles adión a unos colegas que me habían acompañado durante más de una semana, y a los que había ido persiguiendo desde que me quedé aparcado en Conques. Pero mi idea era hacer este camino solo, no quería repetir la ruta ni los errores del año pasado. Y no quería volver a atravesar Logroño. Esta carretera en realidad es un atajo, para ellos y para mí. Estábamos muy cansados y hacía un calor horrible. Ibamos encontrándonos con los peregrinos franceses con los que nos habíamos cruzado tantas veces. Me parecía que todos teníamos un aire de derrota. Saint-Jean-Pied-de-Port es el final e inicio para mucha gente. Recuerdo que, poco antes de despedirnos, David apartó de la carretera un gato aplastado (o era un erizo) con solemnidad y con su bastón. Un bastón que yo le había dado y que no usaba para caminar; simplemnte lo llevaba. Después de los abrazos (stay epic, my friend) no hice más que ver gatos, erizos, pájaros y serpientes forrando el asfalto, mientras los coches me pasaban rozando, apartándose en el último segundo. Pueblos pequeños de casas grandes y separadas. Desiertos. Cementerios sin agua. Ninguna señal que marcara el camino. Todo me parecía el peor de los presagios. Por suerte al final de la carretera me esperaba el cruce de la vía de Puy con la de Vézelay: Saint-Palais, con su albergue de franciscanos y la lluvia.

Anuncios

2 thoughts on “Día 40 de peregrinaje: Domezain (Pyrinées Atlantiques), 21 de julio de 2013

  1. Ese palo fue más trascendental de lo que te imaginas, más adelante sería clave, sbretodo en mi ascenso a los pirineos, donde mi rodilla y una nueva tendiditis en el otro pie me impedían casi andar. Tan espontáneo regalo, fue una pieza de ajedrez que el destino quiso usar cerca de Pamplona… quizá por eso la Fuerza quiso que no lo desgastase antes de tiempo.

    • Me alegro de que sirviera de algo. Al final, arreglaste tu mochila? Yo tuve que remendar la mía con un palo. Cuando hacía la maleta para venir aquí, sustituí el palo con una de las cucharas que hace mi abuelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s