Día 66 de peregrinaje: Lugo, 16 de agosto de 2013

P1010596

Siempre tengo problemas para salir de las grandes ciudades, especialmente de noche. Para abandonar Lugo y su atravesar su muralla, hay que buscar la puerta de Santiago. Es el Santiago malo, el matamoros, aunque vaya disfrazado del otro Santiago, el perroflauta del sombrero y las conchas.

Hoy no querría haber salido tan pronto, me hubiera gustado despedirme de Johannes, mi amigo de toda la vida que conocí y con el caminé ayer. Pero la marabunta de gente que se alojaba en el albergue me despertó. Como en el albergue no había cocina (bueno, cocina sí, pero nada de platos), me puse a caminar en seguida. Ayer le había prestado a Johannes mi crema para narices peladas y quedamos que nos daríamos nuestras señas. En fin…

Al dejar atrás la muralla ya me di cuenta de que mis días de peregrino estaban contados. Caminar con chancletas es divertido al principio, pero acaba siendo agotador. Mi ritmo era realmente lento y los peregrinos no dejaban de adelantarme, hasta que llegué a la estación de la Renfe. Allí, una duda, una idea me golpeó como un mazazo. No sería mejor comprar un billete y tomar el primer tren que saliera para Barcelona? Fue como una revelación. No tenía muy claro lo que había venido a buscar aquí ni si lo había encontrado pero, en cualquier caso, mi búsqueda había terminado. La compostelana y los huesos del de la barba no tenían ningún sentido. Quizá todavía no me había “encontrado a mi mismo” pero, si tenía que seguir buscándome, no era aquí.

A regañadientes seguí caminando. Solo son 100 kilómetros más, 3 días más y volver a casa para abandonarla poco más de una semana después. Me enganché a los primeros peregrinos que encontré para no pensar demasiado y seguir hacia adelante. Lo celebramos en “el otro albergue” de Seixas con una cerveza. Yo estaba tan chocado que no recuerdo si la terminé, ni de qué se habló con el guetto francés que se formó allá. Tampoco recuerdo haber pagado la cerveza, pues estaba muy ocupado jugando con una cría de gato que había allá.

De vuelta al albergue bueno, el municipal, me encuentro de nuevo a Víctor, el acupunturero navarro que había conocido en Fonsagrada tenía las mismas ganas que yo de acabar con esto. El albergue de Seixas es muy bonito, todo nuevo, y con una piscina para meter los pies, que apenas utilicé porque me lie a hablar con una pareja de peregrinos polacos. Éstos se quejaban de los españoles y franceses y su incapacidad de hablar inglés. Y también de los propios polacos, que van siempre en grupo y siguen al pie de la letra una especie de guía del camino para polacos. Después de ver al grupo que llevaba su propio cura, yo no digo nada.

A la hora de cenar, por última vez, preparo la sopa de pan y cosas que he cogido por ahí. El señor francés de la voz fuerte me pide algo de pasta y acaba robándome de todos mis ingredientes y dando instrucciones a un germano suizo casado con una franco suiza que habla español (y alemán) perfectos. También está por ahí el pequeño francés, el Furby. Demasiados franceses. Vuelvo al gueto hispanoparlante, bastante pequeño, para hablar un poco, y me voy a dormir demasiado temprano.

P.D.: Una tontería que se me olvidó:

– Qué quieres?
– Pues un trozo de queso, no sé, 300 gramos. De uno que no sea muy caro.
– Y para ti, qué es caro?
– No sé… Cuánto vale éste?
– Pues este vale más que aquél, pero menos que este otro.
– Vale, pues de éste.
– Seguro que no quieres de este otro?
– No, además quiero una barra de pan.
– Pues este queso es bien bueno, y caro, no sé, vale lo que vale el queso.
– Vale. Y el pan.
– Pues te puedes llevar este pan de molde, que está de oferta. Solo un euro.
– Pero prefiero pan de verdad, pan gallego…. No tienen?
– Pan de verdad? Pues en casa comemos siempre de este. Si solo vale un euro.
– Bueno, vale. Cuánto le debo.
– Pues si te esperas un momento, te lo digo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s