Día 13 de peregrinaje: Le Puy-en-Velay (Haute Loire) 24 de junio de 2013

No es una maqueta! Es la capilla de Sant Miquel de l’agulla.

Markus y yo nos tomamos juntos un café-au-lait en el único bar del pueblo. Bar, estanco y administración de lotería. Lo normal en un bar de pueblo; los franceses rurales parecen ser unos ludópatos tabaquistas. Yo me he comprado una pasta en la panadería, pero hay confianza. También entre Markus y yo, que sabiendo que vamos al mismo sitio, acordamos caminar separados.

Empiezo a caminar con una sensación rara. La salida del pueblo ya es complicada, se ven muy pocas marcas. Le Puy es el lugar de partida y parece que no se han molestado en indicar como llegar allá. Pero el peregrino zen deja este koan: “Llegar, partir, la misma cosa”.

El paisaje, por lo menos, es bastante bonito. Como ayer, me encuentro volcanes redonditos pintados de verde, como en una película del Studio Ghibli y cicatrices de basalto negro en medio de la vegetación. Las zonas urbanizadas, en cambio, son bastante feas, comunas y subcomunas, algunas muy grandes y difíciles de atravesar. En una de ellas me pierdo y nadie es capaz de guiarme. Vas al Puy? A pie? Increíble. Se extrañan de ver peregrinos? Como parece que no tengo otra opción, acabo dirigiéndome a la autoroute, hasta que encuentro un túnel, la atravieso y camino hasta el Loire un poco campo a través. Después del río hay un gran parque, donde encuentro a Markus. Aquí sí que encontramos marcas, a las que maldecimos, pues nos hacen dar un rodeo idiota por el parque hasta llegar al Puy.

Hemos llegado muy pronto y está todo cerrado, así que hacemos un poco de turismo (mi carnet de universitario raté al fin sirve para algo), subiendo a las dos piedras. La primera, que tiene en lo alto la capilla de Saint Michel d’Aiguilhe, es en realidad la chimenea de un antiguo volcán. La iglesia es antiquísima y preciosa. La otra piedra creo que es una montaña normal, y en su cima hay una especie de estatua de la libertad/vírgen con niño. Se puede subir a la cabeza y ya está. Antiguamente se podría más alto y los niños dejaban colgar los pies por entre los pinchos de la cabeza, pero ahora está prohibido. A la salida, Markus me busca un libro para continuar mi camino. Al final cogí uno francés bastante malo; tendría que haber elegido uno de los fantásticos y amarillos libros “outdoors” alemanes.

Después de tanto tiempo siendo los únicos huéspedes, parece que encontrar albergue aquí no va a ser fácil. Al final, en una tienda de encajes, nos recomiendan a los hospitaleros, les amis de Saint-Jacques. Después de dar mil vueltas a la iglesia, los encontramos, muy contentos de encontrar a un español que hable francés y muy contentos de recibirnos en alemán. En fin, creo que lo entendí todo y, sinó, le preguntas al Markus. Y el Markus se reirá de ti, claro, contento de su superioridad idiomática. Ahora me doy cuenta cuán suabo era…

Por una vez vamos a cenar como personas, al sitio donde nos dice el hospitalero, que nos harán descuento. Por el camino, un chico intenta vendernos drogas, pero tiene que huir asustado cuando Markus entiende sus propósitos. O no los entiende. Es igual: como en un cómic un “NEIN!!” empuja al chaval al otro lado de la calle. Y el restaurante, psché. Plato único, pero claro que tienen opción vegetariana. Comes lo mismo que los omnívoros, pero quitando la carne. Y pagas, lo mismo, claro, bueno, un euro menos porque venimos de parte de los amigos del santo.

De vuelta en el albergue, rodeado de peregrinos franceses sin estrenar, que empiezan hoy un viaje que durará algunas semanas (o algunos días) no puedo evitar darle vueltas a los motivos, las esperanzas y las consecuencias de la aventura. Si la duda es la prueba de nuestra existencia, esa noche estuve existiendo a saco antes de dormirme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s