Día 51 de peregrinaje: Liendo (Cantabria), 1 de agosto 2013

Nuestro querido hospitalero de Castro-Urdiales nos da de desayunar! Así que toca levantarse de la cama el primero, porque mi cama era la mesa. Y como desayunamos juntos, no me queda otra que socializar. Como quien no quiere la cosa, ya me he metido en un grupo. Y odio los grupos.
Somos cuatro: una chica italiana hiperactiva, un madrileño parado de larga duración y una alemana de Colonia que no habla, solo sufre en silencio porque se pela al sol mientras arrastra la vida en una mochila más grande que ella. Y Barbara no es precisamente pequeña. Nada más empezar a caminar me doy cuenta de que no voy bien. El camino está mal indicado, lleno de bifurcaciones y la carretera siempre es la más rápida. Y las conversaciones en seguida entran en terrenos raros, sobre artes marciales, mística oriental y el consabido “mandarlo todo a la mierda / mierda de sociedad”. Caminando, caminando, me he dado cuenta de que la gente reacciona ante mi “experiencia” de dos maneras: o me consideran un “nini”, un vago sin nada que hacer ni ninguna responsabilidad (¿y dejaste el trabajo?) o, al contrario, me “admiran”, me piden consejos personales, incluso espirituales, oh Jesucristo hippie. Bué, estos últimos suelen acabar también decepcionados. Echo de menos a mis antiguos compañeros de camino, los franceses cartesianos, los norteamericanos prácticos y los alemanes pragmáticos.
Para acabar de arreglarlo, a mitad de la etapa se nos enchufa un tío muy serio, Carlos. Una frase: “Estos momentos de elección son muy importantes, porque en el camino se hacen amigos para toda la vida, así que si camino con vosotros, estoy dejando atrás otras relaciones”. No era muy simpático, pero al menos fue sincero. Caminad por vosotros mismos, collons!
En fin, no recuerdo ni apunté mucho sobre esta etapa cántabra. Pueblos entregados al turismo que aun conservan pequeñas capillas junto al mar. Por suerte, al final el camino es camino y no tenemos que meternos apenas por carretera. Como ahora camino a ritmo humano, acabamos enganchando a muchos peregrinos, incluídos los alemanes porristas de Castro. Barbara camina mejor desde que encontré un palo para ella y sabe que nos acercamos a Liendo. Las guías “Outdoors” alemanas son las mejores del camino.
En Liendo hay muchísima gente, muy variada y muy maja. Mientras hacemos una lavadora grupal, hablo con Hermann, un alto alemán que empezó a caminar en Aquisgrán (o Aachen o Aix-la-Chapelle). Muy alto, muy viejo, con voz muy grave y muy mala leche, ha sido hospitalero en varios albergues de España.
El albergue es bastante bonito, aunque apartado del pueblo y se respira buen espíritu. Mientras se lava la ropa, voy a dar una vuelta para comprar algo y, como siempre, entro en la iglesia que, milagro, está abierta. Dentro me encuentro a una chica que, si quiero, me puede explicar la historia del edificio y de las figuras. En realidad estudió para dentista pero, puto paro, está haciendo de guía turístico en una iglesia perdida en un pueblo perdido. Así que tiene mucho tiempo para leer y agradece hablar con alguien.
Vuelvo al albergue cargado de comida y, cuando la hospitalera ambulante viene a cobrarnos, todos los chicos alemanes nos sorprenden alegando motivos religiosos en el registro. La noche se pasa entretenida. La gente me pregunta por qué soy vegano, la italiana enseña sus dibujos y el japo de Portugalete con la camiseta de Iniesta nos enseña cómo funciona su lenguaje. A última hora llega un tío muy guay, como James Bond con entradas, que dice que pertenece a la legión extranjera francesa y no puede revelarnos su verdadera identidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s