Elige tu propia vida

Recuerdo un diagrama en uno de mis libros de inglés del instituto, en un tema que explicaba el tercer condicional. En realidad, el libro del año anterior ya me lo había explicado, como lo haría el del año siguiente; las clases de inglés eran un dejà vu constante. Y luego se extrañan del bajo nivel de la gente de mi generación, que aprendió el idioma como si fueran matemáticas o derecho romano… En fin, para practicar el tema, se nos mostraba, en viñetas relacionadas con flechas, una especie de elige tu propia aventura. O tu propia vida. Escribo de memoria y mi memoria es mitad imaginación… Si el protagonista estudia letras acaba convirtiéndose en novelista, viaja a Italia y se enamora de una chica guapísimamente dibujada pero acaba muriendo en la segunda guerra mundial ¿Se alistaría al bando fascista? Si estudiaba otra cosa, no sé, acababa liado con una escocesa con un sombrero raro y cara de borde. Casi merecía la pena morir defendiendo a Mussolini. En google books he encontrado un trozo del diagrama en el libro del profesor, pero no sale la italiana. Existirá solo en mi imaginación?

Supongo que no he madurado demasiado desde entonces y todavía me gusta dibujar lineas de tiempo alternativas antes de tomar una decisión. Los programas informáticos, en realidad, son poco más que esto, buscar un sentido a la teoría del caos. Porque creo que todos nuestros actos y decisiones tienen una repercusión. Y somos nosotros mismos los culpables de casi todo lo que nos pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s